Comparte esto:
a-way-out

Aparecía en la lista de juegos más esperados en 2018 y, al parecer, no está decepcionando. Hablamos de «A Way Out», el juego cooperativo de EA Originals que está recibiendo críticas positivas allá por donde pasa. Para algunos, ha pasado de la lista de los «más esperados» a la de los imprescindibles de este año.

«A Way Out» es un juego que debe ser jugado por dos personas, ya sea a través de Internet o por medio de una consola o PC. Cada una de ellas interpreta a uno de los dos protagonistas, Leo y Vincent, que escapan de la cárcel para embarcarse en una búsqueda de venganza.

Básicamente, se trata de una película de acción jugable: hay una fuga de prisión, un villano y varios giros de guión que complican la historia. La relación entre los protagonistas es realista y con matices, aportando de manera directa a la narrativa general. Sus diálogos son creíbles y todo lo que está en juego en la historia resulta verosímil.

Según lo que explican en Business Insider, si «A Way Out» fuese en realidad una película, sería una un tanto trillada y hasta previsible. Sin embargo, esta base narrativa trasladada a un juego funciona muy bien.

Una experiencia conjunta

El juego divide literalmente la pantalla en dos, una parte para cada personaje. A veces, ambos están en la misma área, haciendo cosas diferentes o trabajando juntos. En ocasiones muy puntuales, la pantalla partida en dos se rompe en tres o se une en una sola, algo que contribuye a enfatizar la emoción de lo que se cuenta en esos momentos. Se trata de una forma muy interesante de contar toda la historia.

Los controles a utilizar nunca son demasiado complejos, lo cual permite que la partida fluya con facilidad. Además, la mayoría de las acciones vienen acompañadas de avisos en pantalla, lo que seguro que ayuda a hacerlo más accesible a los jugadores más casuales.

Todos los aspectos del juego son cooperativos, una mecánica que es utilizada de forma inteligente y que cambia a medida que avanza el juego. Incluso de vez en cuando se introducen toques divertidos, como que los personajes jueguen a las tres en raya o a un arcade uno contra el otro.

a-way-out-game

 

Según explican en Business Insider, el juego se puede completar en una o dos sesiones, algo que resulta agradable en comparación con los gigantescos mundos abiertos que pueblan el panorama de las principales productoras de hoy en día. De hecho, el analista compara jugar a «A way out» a hacer un maratón de una de una serie, solo que interactuar en lugar de solo estar mirando.

A pesar de lo que pueda parecer, la pantalla partida no distrae: cada jugador consigue concentrarse en lo que está haciendo sin problemas. Sin embargo, al terminar el juego, se siente haber pasado por una experiencia conjunta con la otra persona, algo que resulta muy atractivo.

«A Way Out» es cinematográfico de una manera que pocos juegos lo son. Al fin y al cabo, la lista de los créditos del director creativo, Josef Fares, es mucha más larga en lo tocante al cine que en lo tocante a los videojuegos y eso es algo que se nota.

Con un precio de tan solo $30, este juego se perfila como una interesante experiencia a la que dedicarle un fin de semana, siendo accesible para cualquier persona, sea ya un gamer casual o experimentado. Está disponible para plataformas Xbox One, PlayStation 4 y PC.