Comparte esto:
momentos-historia-microsoft

43 años: ese es el tiempo que lleva en funcionamiento una de las empresas de tecnología más importantes de la historia reciente, Microsoft. Fue fundada el 4 de abril de 1975 por Bill Gates y Paul Allen y, a día de hoy, se encuentra entre las 5 empresas de mayor valoración que cotizan en el Nasdaq, junto con Facebook, Apple, Google y Amazon. Su capitalización de mercado a principios de abril de 2018 era de casi 680 mil millones de dólares.

Siendo una compañía tan grande, su historia está salpicada de momentos de todo tipo. Repasarlos todos llevaría mucho tiempo, así que hemos decidido centrarnos en algunos que han sido al mismo tiempo tanto determinantes como curiosos, ya haya sido por la habilidad demostrada o por la torpeza exhibida.

Los años previos

tiempo-computacion

Si algo ha llevado a Microsoft donde está es su capacidad para hacer negociaciones y llegar a acuerdos. Y podría decirse que esto es algo que está en el ADN de la empresa desde incluso antes de que naciera.

En los días en los que Microsoft probablemente fuera una idea lejana, una empresa llamada Computer Center Corporation brindó, sin pensarlo, el apoyo necesario para que se hiciese realidad: llegaron a un acuerdo para que Bill Gates, Paul Allen y otros compañeros suyos, todos entusiastas de la informática, pudiesen usar sus equipos por tiempo ilimitado a cambio de ayudar a encontrar errores en sus sistemas.

Este solo fue el primero de muchos acuerdos que Gates y Allen alcanzaron con varias organizaciones para obtener acceso a computadoras, algo que en los 70 no estaba precisamente al alcance de la mano de cualquiera.

El astuto movimiento con MS-DOS

ibm

Lo que cambió el rumbo de la Microsoft de entonces y ayudó a que se convirtiera en la empresa que conocemos en la actualidad fue el acuerdo al que llegó con IBM en 1981 para proporcionarles un sistema operativo. Sí, el famoso MS-DOS.

La historia es bien conocida e incluso aparece en una película, «Piratas de Silicon Valley»: IBM necesitaba un sistema operativo para la computadora personal que estaban desarrollando y solicitaron a Microsoft que les proveyese de uno. Por entonces, la compañía no contaba con sistema, así que licenciaron uno llamado QDOS y desarrollo el suyo propio a partir de él.

Sin embargo, no fue el encargo de IBM en sí mismo lo más importante, sino el acuerdo al que llegaron: IBM no tendría derechos exclusivos sobre MS-DOS, como solía dictar la práctica habitual por entonces. En el gigante azul lo vieron como un acuerdo provechoso, hasta que empezaron a crearse clones del hardware y Microsoft, en virtud del contrato firmado, pudo proveer el software necesario. Perjudicarlos, no los perjudico, pero se probó que los de Redmond sabían lo que hacían y fueron ellos los que terminaron ganando mucho más.

El determinante acuerdo con Apple

acuerdo-apple

Un acuerdo que fue clave para pavimentar el camino hacia el éxito de Microsoft fue al que se llegó entre Gates y John Scully, el CEO de Apple en 1985. Según Cult of Mac, cuando la empresa de Redmond lanzó Windows, Apple le concedió una «licencia no exclusiva, mundial, libre de regalías, perpetua e intransferible para usar [partes de la tecnología Mac] en programas de software actuales y futuros, y para conceder licencias a terceros y a través de ellos para su uso en sus programas de software».

Dicho así, no parece nada del otro mundo. Pero fue gracias a esta negociación que Microsoft pudo continuar desarrollando Windows sin problemas, como veremos en el siguiente punto.

Windows y Apple

windows-1

Como es ampliamente sabido, el concepto de interfaz gráfica de usuario (GUI por sus siglas en inglés) se originó en Xerox Parc, la unidad de investigación y desarrollo de Xerox en Silicon Valley. Fue allí donde nacieron cosas que son ahora tan habituales como las ventanas y los iconos y menús en los que los usuarios podían hacer clic para transmitir órdenes al computador.

En 1985, Microsoft lanzó la primera versión de Windows, que por aquel entonces no era más que una interfaz gráfica para MS-DOS. En este terreno, competía con Apple, que tenía su propio sistema, este sí completo, con una interfaz similar: Mac OS

En 1988, Apple demandó a Microsoft por infracción de derechos de autor, pero perdió la demanda gracias en parte a ese acuerdo al que nos referíamos en el punto anterior.

Ballmer al poder

ballmer

Hasta el día de hoy, incluso sin encontrarse ya dentro de la empresa, Bill Gates está tan asociado con Microsoft como Steve Jobs con Apple. Por eso, fue todo un shock cuando dimitió como director ejecutivo de la compañía en 2000 y pasó a estar a cargo Steve Ballmer, que llevaba allí desde 1980.

Aunque tuvo sus aciertos, los errores de la era Ballmer destacan más, especialmente a la hora de mantenerse al día frente al auge de los dispositivos móviles y las búsquedas en Internet, con intentos fallidos como Windows Phone y Bing. Quizá el mayor éxito de esta época fue la Xbox.

En octubre de 2012, Ballmer anunció que Microsoft se alejaría del software y se convertiría en una «empresa de dispositivos y servicios». De ahí salieron teléfonos y tabletas (la Surface) y también la Xbox, además de la computación en la nube. Un giro demasiado ambicioso que a la compañía casi le costó muy caro.

La desastrosa compra de Nokia

nokia

Dentro de esta estrategia de «dispositivos y servicios», cerca del final de la era Ballmer, en septiembre de 2013 Microsoft anunció que «compraría sustancialmente todo el negocio de Dispositivos y Servicios de Nokia, licenciaría las patentes de Nokia, y licenciaría y usaría los servicios de mapeo de Nokia».

La adquisición hizo que en Redmond desembolsaran 7.200 millones de dólares. Y fue un fracaso de proporciones épicas. Casi 3 años después del anuncio, Microsoft había despedido a la mayoría de los 25 mil empleados de Nokia que ahora trabajaban para ellos. Microsoft estuvo asociado con Nokia desde 2011, y algunos vieron la adquisición como una necesidad para evitar que los finlandeses cambiaran de Windows a Android en sus dispositivos móviles. Pero la compra fracasó y no fue suficiente para ayudar a Microsoft a obtener una ventaja en el mercado móvil.

La llegada de Nadella y el nuevo rumbo

nadella

En 2014, Satya Nadella sustituyó a Ballmer a cargo de la empresa y la alejó del enfoque de «dispositivos y servicios». Desde entonces, Microsoft ha ido pasando de la tecnología de consumo a los servicios empresariales. En particular, los servicios en línea basados en suscripciones o publicidad, como la computación en la nube. Dentro de esta visión, se produjo la adquisición de LinkedIn en junio de 2016 por 26.200 millones de dólares.

El último paso que se ha dado en este sentido ha sido muy reciente, en marzo de este año. Entonces, Nadella anunció una reorganización de Microsoft en 2 divisiones principales: «Experiencias y dispositivos» y «Cloud + IA». En este esquema, el producto más conocido de Microsoft y que continúa siendo su símbolo hasta hoy, Windows, pasa a un segundo plano frente a la plataforma de nube empresarial, Azure.