7 juegos que esperamos con ansias este 2018

Comparte esto:

Hay que reconocer que, al menos en el mundo del videjuego, este año ha tenido un poco de todo. Hemos tenido al sorprendente Cuphead haciéndose sitio entre los juegos más valorados, a PUBG arrasando con rivales bien asentados, a Star Wars Battlefront despertando las iras de la comunidad por los avariciosos errores cometidos por EA y alianzas sorprendentes como la de Intel y AMD trabajando juntos para quitarle a Nvidia su dominio del procesamiento gráfico.

Aventurar como será 2018 es un poco arriesgado, pero sabemos que será interesante gracias a los títulos que aparecerán. De todos ellos, hay algunos muy esperados. ¿Y cuáles son? Pues, entre otros muchos, estos que te traemos a continuación.

A Way Out

Será de la mano del director Josef Fares que nos llegará este juego cooperativo de EA Originals. Está protagonizado por dos presos, Leo y Vincent, cuyo objetivo es escapar de la cárcel, Se trata de una historia cooperativa cuyo elemento más llamativo es la manera que esta se cuenta en la pantalla: por ejemplo, un jugador puede estar viendo una escena mientras que el otro tiene el control de su personaje. Al parecer, el juego no solo cubre la huida en sí misma sino también la necesidad de mantener un perfil bajo al salir de ella.

Anthem

No se puede negar que después de lo que pasó con Mass Effect Andromeda y Battlefront 2, hay razones para recelar de lo que nos traiga EA. Pero, aun así, no juzguemos a este prometedor Anthem, proveniente de la división BioWare. Se trata de un juego de mundo abierto con ambientación futurista. En él, los jugadores utilizan unos exotrajes llamados Javelins, cada uno con sus debilidades y fortalezas. Incluye juego cooperativo y un modelo de live service similar al de Destiny. No verá la luz hasta otoño de 2018, así que hasta entonces no podremos ver el resultado final. Pero por lo mostrado hasta ahora, promete bastante.

Pillars of Eternity 2: Deadfire

Con este juego, Obsidian Entertainment regresa al clásico RPG por medio de una secuela financiado por medio de Kickstarter, al igual que la primera entrega. Esta segunda parte será es una continuación directa del anterior: es un RPG isométrico con características clásicas y tiene lugar en el mundo de Eora, haciendo que los jugadores asuman el papel de Observadores, unos personajes que tienen la capacidad de mirar las almas de los demás y leer sus recuerdos.

Skull & Bones

Si al jugar a Assassin’s Creed Black Flag has pensado que te encantaría un juego centrado solo en la acción naval, Ubisoft te traerá lo que necesitas con Skull & Bones, un juego en el que te haces cargo de un barco y surcas los mares buscando gloria y, por supuesto, un abundante botín. Es de esperar que hasta su lanzamiento se publiquen más detalles acerca del modo de juego, pero por lo que se puede ver hasta el momento parece que han tomado la mecánica de navegación de Black Flag y le han añadido unos cuantos componentes interesantes.

Beyond Good & Evil 2

Ya hemos hablado de este juego, heredero directo del ya clásico de 2003, por lo que hay razones de más para meterlo en esta lista. Por el momento, sigue sin haber muchos más detalles que los que contamos entonces, pero eso no quita que continúe siendo prometedor. A pesar del 2 del título, se trata de una precuela del original y será un juego de acción y aventura con elementos de RPG más tradicionales como la creación y desarrollo de personajes y la realización de misiones para ir mejorando atributos y así ascender en las filas del competitivo sistema social.

Death Stranding

No dice mucho el largo vídeo promocional de Death Stranding. Pero, caramba, la razón para estar a la expectativa se resume en un solo nombre: Hideo Kojima. Este creador se ha ganado a pulso con sus obras limitarse a generar hype y a que esperemos todo lo que nos ofrezca como si fuera maná caído del cielo.

Vampyr

Vampyr coge la fórmula de Assassin’s Creed y le da un giro oscuro, haciendo que tomemos el control de Jonathan E. Reid, un médico convertido en un vampiro sediento de sangre. En nuestras manos estará la decisión de matar a individuos inocentes para que se alimente, pero deberemos contar con que cada civil tendrá una personalidad y una vida, lo que tras de si lleva consecuencias diferentes dependiendo de si los matamos o los convertimos en vampiros. Promete una ambientación misteriosa en una Londres ficticia que hace que tengamos ganas de poner los colmillos… digo, los controles sobre él lo antes posible.