Comparte esto:

Desde hace ya muchos años, Bill Gates siempre está en los primeros puestos de la lista de multimillonarios mundiales. El valor de su fortuna suele oscilar entre los 85 mil y los 95 mil millones de dólares y solo recientemente fue superado por otro multimillonario de la tecnología: Jeff Bezos.

Con tanto dinero en sus bolsillos, es lógico que la casa de Gates no sea precisamente una choza. Y dado el sector en el que hizo fortuna, igualmente lo es que esa vivienda tenga un alto componente tecnológico, como vamos a ver a continuación.

Xanadu 2.0 es el nombre de la mansión que tiene Gates en Medina, Washington. El 2.0 añadido es debido a que fue bautizada tomando como referencia la mansión del personaje protagonista del clásico del cine «Ciudadano Kane», Charles Foster Kane, interpretado por Orson Welles.

Sin embargo, también hace referencia precisamente a la tecnología que puebla los más de 6 mil metros cuadrados de extensión que tiene esta propiedad, la cual le tomó 7 años y 63 millones de dólares al creador de Windows construir. Conozcamos entonces qué podemos encontrar dentro de ella.

vista-aerea-xanadu-

Todo a tu gusto

Si tienes la suerte de que el bueno de Bill te invite a pasar una noche en su casa, se te hará entrega de un pin que interactuará con los sensores que están ubicados en por toda la mansión. ¿Esto es para evitar que te robes la cubertería? No, sino para que los ajustes de temperatura e iluminación vayan cambiando acorde a tus preferencias (que debes introducir previamente) a medida que recorres la casa. Además, hay parlantes ocultos tras el papel tapiz por los que suena música, lo cual consigue que no dejes de oírla pasas de una habitación a otra.

Disfruta de tus obras de arte favoritas

En diferentes partes de la casa están repartidos monitores por valor de $80 mil. Cualquiera puede interactuar con ellos y hacer que se muestren sus pinturas o fotografías favoritas. Estas están almacenadas en dispositivos que, juntos, tienen un valor de $150 mil.

Una casa inteligente construida de forma inteligente

La mansión de Bill es de suponer que ha de entrar en la categoría de «inteligente». Sin embargo, esto no se limita al hecho de que incorpore mucha tecnología, sino que también fue construida de esa manera: con inteligencia: la mansión es lo que se conoce como una «earth sheltered house» (casas protegidas por tierra), de manera que utiliza su entorno natural para reducir la pérdida de calor y regular la temperatura de manera más eficiente.

Música en todas partes, hasta bajo el agua

Está claro que Bill es un melómano, pues incluso su piscina cuenta con parlantes para que se escuche la música bajo el agua. La piscina en cuestión, de 18 metros, está situada en su propio edificio separado de la construcción principal, el cual tiene casi 400 metros cuadrados de extensión. En el interior, hay un vestuario con 4 duchas y 2 baños.

La mansión principal tuvo una beta

Cuando vayas a visitar a Bill, es posible que te alojes en la casa de huéspedes de 176 metros cuadrados que fue el primer edificio que se terminó de construir en la propiedad. Esta casa fue algo así como la beta del edificio principal pues en ella se probó la tecnología que se utilizaría después. Por lo visto, fue aquí donde Bill escribió gran parte de su conocido libro de 1995 «Camino al futuro» ( «The Road Ahead»).

«Échale un ojo a ese árbol»

En la propiedad hay un arce de 40 años que creció cerca del camino de entrada a la casa. Bill le tiene tanto cariño que este árbol es monitorizado por computadora las 24 horas del día. Si el árbol se seca demasiado en cualquier punto, se bombea agua automáticamente dentro de él.

$35 mil por ver la casa de tu jefe

Cada año, Microsoft hace una subasta con productos y servicios provistos por los empleados. Las ganancias van al fondo de caridad de la compañía. Bill también participa a veces y en ocasiones donó recorridos privados por su propiedad. En una de ellas, un empleado llegó a ofrecer 35 mil dólares por dicho recorrido. Por supuesto, ganó y terminó viendo la casa de su jefe, algo que lo mejor no habría conseguido de otra manera.

Bonus track

Para complementar toda esta información, vamos con un listado de hechos rápidos menos tecnológicos pero igualmente llamativos, y algunos un poco excéntricos, de la casita del buen Bill:

  • La casa fue construida con árboles de abeto Douglas de 500 años de edad, y 300 obreros de la construcción trabajaron en la casa – 100 de los cuales eran electricistas.
  • La arena que hay en la orilla del lago que se encuentra en la propiedad es importada del Caribe.
  • Los garajes de la propiedad tienen capacidad para albergar hasta 23 autos.
  • La casa principal cuenta con 24 baños, de los cuales 10 son completos (o sea, que tienen bañera o ducha).
  • Su sala tiene más de 200 metros cuadrados y pueden entrar hasta 150 personas para una cena o 200 personas de pie para un evento. En una pared hay una chimenea y en la de enfrente, una pantalla de vídeo de casi 7 metros de ancho.

Imagen: Bill Gates