Comparte esto:

Por mucho que se nos intente vender la idea contraria, Facebook es un servicio complejo: contiene un gran número de opciones que nos permiten tener un mayor control sobre lo que publicamos, pero el problema está es que muchas de ellas no están precisamente a la vista.

Hoy te traemos 4 de esas opciones a las que puede resultan un poco complicado llegar o que tan solo pasamos por alto con más frecuencia de lo que parece. Si ya antes te contamos cómo desactivar la personalización que hace la red social de la publicidad en base a nuestro comportamiento, en esta ocasión tres de estas opciones están relacionadas directamente con la privacidad y el acceso que tienen nuestros contactos a la información que publicamos. La última se refiere a una funcionalidad que a veces puede resultar molesta: los recordatorios de publicaciones anteriores.

Descubre quién puede ver lo que hay en tu perfil

facebook-ver-perfil-como

Esta es en realidad una de las más conocidas de las opciones que hemos seleccionado. Lo que ocurre es que nunca está de más recordarla debido a que no se usa mucho, o al menos eso es lo que parece a juzgar por lo que se puede llegar a ver en ciertos perfiles.

Y es que Facebook nos permite comprobar fácilmente cómo le aparece nuestro perfil a todo el mundo e incluso qué es lo que puede ver un usuario concreto. Esto nos permite cerciorarnos de qué cosas están ocultas para el público en general y cuáles están visibles.

La manera más rápida de hacer uso de esta característica es la siguiente:

– En la barra superior de Facebook, clicamos en el icono de «Accesos directos de privacidad» (el del candadito que está en el extremo derecho).
– Desplegamos la opción «¿Quién puede ver mis cosas?»
– En el apartado «¿Qué ven otros en mi biografía?», clicamos en el enlace «Ver como».

Entonces, se nos mostrará nuestro perfil tal y como lo puede ver cualquier persona que no sea amiga nuestra. En este modo, podemos recorrer las diferentes secciones para comprobar qué información está accesible para cualquiera, lo cuál nos resultará útil para realizar después los ajustes necesarios para proteger nuestra privacidad.

También podemos visualizar nuestro perfil tal y como lo haría cualquiera de nuestros contactos. Para ello, tan solo tenemos que clicar en el enlace «Ver como alguien en concreto» que aparece en la barra superior negra que se mostrará siempre que estemos en este modo de visualización. Una vez hacemos clic, deberemos introducir el nombre de nuestro «amigo» en el campo que nos aparece. De nuevo esto también nos resulta útil para comprobar nuestro nivel de privacidad: es posible que hayamos introducido información que no queremos que esté disponible para nadie que no sea nosotros mismos y con esta función podemos verificar si es así o no para hacer los cambios que sean pertinentes.

Evita que ciertas personas vean una publicación

facebook-no-compartir-con

Aunque en principio no lo parezca, tenemos un control bastante granular de quién puede ver lo que publicamos. A primera vista, para cada publicación podemos elegir entre tres opciones: Público (cualquiera dentro y fuera de Facebook), Amigos y Solo yo. Sin embargo, también podemos excluir a personas concretas o a una lista de personas para que no vean nuestras publicaciones.

Para hacer esto, hacemos lo siguiente:

– En el cuadro para publicar, desplegamos la lista de «¿Quién debería ver esto?».
– Hacemos clic en «Más opciones».
– Cuando se desplieguen las opciones adicionales, hacemos clic en «Personalizado».
– Se nos abrirá una ventana emergente llamada «Privacidad personalizada». De los dos apartados que hay, el que nos interesa es el de abajo: «No compartir con:». En el campo que aparece, pondremos los nombres de aquellos amigos a los que no queremos que nos aparezca nuestra publicación.
– Para terminar, hacemos clic en «Guardar los cambios».

Mientras no realicemos nuevos cambios en la privacidad, esta configuración se conservará para todo lo que publiquemos. Para eliminar esta restricción, no es necesario repetir todos los pasos aquí descritos, sino que basta con elegir otra opción en la lista «¿Quién debería ver esto?». Así, la restricción desaparecerá. Si queremos volver a aplicarla, entonces sí habrá que repetir los pasos que acabamos de explicar.

Recordemos que también podemos restringir la difusión de una publicación añadiendo una lista que hayamos elaborado previamente. Para crear una lista, debemos dirigirnos al apartado «Amigos» situado en la barra lateral izquierda y hacer clic en «Más». Esto nos abrirá la sección donde podremos crearla.

Haz privadas todas tus publicaciones de golpe

facebook-cambiar-privacidad-publicaciones-antiguas

Si habitualmente cambiamos la privacidad de las publicaciones que hacemos, es fácil que alguna vez nos equivoquemos y saquemos como público algo que debería ser solo para nuestros amigos. Solucionarlo es tan sencillo como cambiar la privacidad de esa publicación en particular de forma individual.

Ahora bien, es posible que se dé el caso de que queramos convertir todas nuestras publicaciones en privadas (es decir, solo para nuestros amigos). Si tenemos muchas actualizaciones de estado públicas, hacer el cambio una por una puede resultar un dolor de cabeza. Por suerte, Facebook cuenta con una opción para cambiarlas todas de golpe.

Para hacerlo, nos vamos a «Configuración» y allí entramos a la sección (en la barra lateral izquierda) de «Privacidad». Dentro del apartado «¿Quién puede ver mis cosas?», ubicamos la opción «Limitar el público de publicaciones antiguas» y hacemos clic en ella. Al hacerlo, se nos desplegará una descripción de lo que ocurrirá al hacer esto: todas las publicaciones que eran visibles para cualquiera o para los amigos de nuestros amigos se convertirán en accesibles solo para nuestros amigos.

Si estamos seguros de que eso es lo que queremos, pulsamos en el botón «Limitar las publicaciones antiguas». Al hacerlo, se nos mostrará una nueva advertencia. Y es que no es para menos: este cambio global es irreversible. Si más tarde queremos que las actualizaciones que antes eran públicas vuelvan a serlo, deberemos cambiar su privacidad de forma individual. Así que, de nuevo, si estamos convencidos de dar ese paso, tan solo tenemos que hacer clic en «Confirmar». Y si no lo estamos, mejor cancelamos la operación.

Filtra lo que te aparece en «Un día como hoy»

facebook-un-dia-como-hoy

Por defecto, Facebook nos muestra de vez en cuando dentro del newsfeed una actualización de estado que publicamos hace tiempo para que la compartamos de nuevo. Esta característica puede resultar molesta para algunos usuarios (entre los que me cuento) pero hay como configurarla mínimamente. Y si digo «mínimamente» es porque no hay manera de desactivarla por completo: aunque lo hagamos, Facebook nos seguirá mostrando publicaciones anteriores, pero por lo menos lo hará con menos frecuencia.

Acceder a la configuración de «Un día como hoy» no es sencillo. La manera más rápida de hacerlo es por medio de este enlace (con la sesión abierta, por supuesto): https://www.facebook.com/onthisday. En la página que se nos abre, en la parte superior, tenemos dos botones. El primero es el de las notificaciones. Para que (como digo: supuestamente) ya no nos aparezcan más «recuerdos», deberemos hacer clic en él y seleccionar la opción «No».

El segundo botón tiene como nombre «Preferencias», pero todo lo que nos permite hacer es añadir filtros para evitar que nos recuerde cosas concretas como publicaciones en las que fuimos etiquetados por (o etiquetamos a) una persona o publicaciones que aparecieron en fechas determinadas.

Respecto a lo primero, todo lo que tenemos que hacer es incluir los nombres de los usuarios acerca de los cuales no queremos que se nos muestren recuerdos. En cuanto a las fechas. Podemos elegir fechas individuales y periodos de tiempo, indicando en qué día empieza y en cuál finaliza dicho periodo.

Ya que Facebook se empeña en mostrarnos estos recuerdos incluso si hemos desactivado esta característica, sería de agradecer que ampliasen los filtros a cosas como palabras clave, ya que así serían mucho más efectivos. Pero mientras tanto, podemos usarlo para evitar que se nos muestren recuerdos que pueden resultar dolorosos como actualizaciones relacionadas con un antiguo amor o con una persona fallecida.